“El Hombre que no fue Jueves” de Juan Esteban Constaín

El Hombre que no fue Jueves de Juan Esteban ConstaínEditorial: Literatura Random House

Año: 2015

Páginas: 182

Las novelas históricas se han convertido en uno de los grandes géneros narrativos de la actualidad y, junto con la novela negra, suelen copar las listas de los más vendidos. La obra que hoy reseño es una novela histórica de un autor colombiano, Juan Esteban Constaín (Poyapán, 1979). La novela es narrada por un especialista que contactado por una antigua profesora conoce a unos sacerdotes enviados por el Vaticano ante la posibilidad de canonizar al genial escritor británico G. K. Chesterton, autor de múltiples obras célebres como puedan ser la serie de novelas del Padre Brown o El hombre que fue jueves. Esta última es homenajeada en el título de la novela, donde no faltan continuas referencias chestertonianas.
El autor traza una intriga histórica donde el narrador tiene acceso a unos documentos sobre el papel desempeñado por Chesterton a raíz de un viaje al Vaticano a finales de la década de los 20 y que son el punto de partida de la teórica canonización, es decir, el expediente. Su labor será descifrar parte del expediente que está repleto de simbología anglosajona. El libro mezcla intriga histórica y literaria para crear un interesante libro que está marcado por el humor, siguiendo de nuevo la estela del escritor británico. El libro abunda en recursos originales y digresiones más o menos afortunadas con el objeto de distraer, la anécdota de Casanova en Venecia por ejemplo, pero también de confundir al lector. Como lector, uno se ve sumido en una intriga histórica, pero es más una especulación literaria y con ella se puede pasar francamente bien. Hacer cábalas sobre lo verídico y lo apócrifo de la obra es uno de los objetivos de la narración donde cuesta distinguir lo real de lo ficticio. Constaín gana la partida al lector poniendo sobre la mesa una amplia variedad de recursos, todo con gran humor como comentaba con anterioridad.
No me he reído a carcajadas pero si he tenido la media sonrisa durante muchas páginas de la obra. En parte esto se debe a que canonizar a un escritor es cuanto menos peculiar pero tratándose de Chesterton y si nos atenemos a su “peculiar” biografía pues con más razón. Este hecho es aprovechado por Constaín que juega con el lector a placer, sabiéndose más listo e ingenioso, y no duda en sacar a colación diversos personajes reales, que van de Benito Mussolini a un tal Jorge Bergoglio, conocido hoy como el papa Francisco I.
La novela es atractiva, breve y erudita sin resultar abrumadora, muy posmoderna, mezclando géneros a placer, y sobre todo tiene cierto aire a broma bien montada, a tomadura de pelo. Puede que haya lectores que detesten esto último, a mí ha sido una de las cosas que más me ha gustado. Frente a la lectura de ceño fruncido que requieren muchas novelas históricas, tomándose demasiado en serio a sí mismas, El hombre que no fue jueves se alza distendida y divertida. No por ello hay que olvidar las reflexiones que nos aporta el autor de boca del narrador, que en múltiples ocasiones nos llama la atención sobre la necesidad de recuperar a Chesterton de nuestras bibliotecas y nos hace reflexionar sobre las extrañas relaciones que se pueden tejer entre el poder y la cultura. En conclusión, una muy interesante novela histórica, breve pero intensa, diferente, muy bien escrita y que invita a releer a Chesterton ¿Qué más quieren?

Anuncios

2 thoughts on ““El Hombre que no fue Jueves” de Juan Esteban Constaín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s