“Los niños muertos” de Richard Parra

CUBIERTA Los niños muertos.inddEditorial: Demipage

Año: 2015

Páginas: 288

Las editoriales independientes son cada vez más importantes en estos tiempos donde los sellos consolidados no siempre apuestan por nuevas voces. La española Demipage se sitúa de forma destacada en esta apuesta por obras novedosas y arriesgadas. Su catálogo de narrativa hispanoamericana se está llenando de autores jóvenes y destacados que están despuntando por su talento. La obra que hoy traigo, Los niños muertos, es la segunda obra que publican del peruano Richard Parra (Comas, 1977). Parra ya había publicado un libro en Demipage donde agrupaba dos novelas cortas, recibiendo muy buenas críticas entre otros, de Antonio Muñoz Molina. Aún estoy haciéndome a la idea de estar de acuerdo con una opinión de Muñoz Molina.
La novela narra la vida de Daniel, un niño de un barrio deprimido de Lima, y su familia. La narración nos va mostrando la vida de Daniel a comienzos de los años 80 en una ciudad difícil, marcada por la violencia, la desigualdad, la corrupción y el incipiente terrorismo senderista. Mediante flashbacks se nos desgrana la vida de sus padres antes de que se conocieran. La obra avanza contando las diferentes aventuras y quehaceres de Daniel. Sin embargo, y como el título nos indica, en diferentes momentos del libro van muriendo niños en diversas circunstancias fruto del escenario de pobreza y miseria donde se desarrolla la obra. Las muertes son una pauta de la novela, un motivo que se repite continuamente y que sirve para recordar al lector la fragilidad de la vida y el escaso valor de ésta, especialmente lo referido a los niños que son en muchos casos los que más padecen las situaciones de desamparo. El entorno escolar, la religión, los abusos policiales o el terrorismo son temas tocados por Parra que los introduce en la narración con sutileza.
La obra tiene fuerza, golpea al lector con una cadencia narrativa rápida y precisa que llega a incomodar, demostrando que para ello no hace falta más que contar la realidad sin adornos. Una prosa afilada y escueta, donde prima la voz del niño. Desde mi punto de vista, el gran acierto de la obra radica en la ausencia de artificios narrativos. La desnudez formal y temática es soberbiamente utilizada por el autor para construir una novela valiosa, auténtica y desgarradora. La propuesta del autor es sólida, carente de fisuras. No se busca mostrar la miseria o hacer fábulas edulcoradas de la pobreza, solo hay hechos, niños muertos, padres ausentes, basureros y compañeros de colegio. El autor desliza un guiño a Vargas Llosa y su bar “La Catedral”, célebre por la novela Conversaciones en la Catedral una de las obras maestras del peruano.
Richard Parra es un autor joven, prácticamente desconocido que presenta una obra bien acabada e interesante pero sobre todo, de gran profundidad logrando conmover al lector. Esta novela es una muestra más del talento que alberga Hispanoamérica, donde autores como Parra que se plantan con una segunda novela de gran calidad. Es una noticia que debemos de celebrar los lectores, la existencia de voces nuevas y contundentes como la de Richard Parra en Los niños muertos.

Anuncios

2 thoughts on ““Los niños muertos” de Richard Parra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s