“Nombres y animales” de Rita Indiana

Nombres y animales de Rita IndianaEditorial: Periférica

Año: 2013

Páginas: 207

La posibilidad de que una autora o autor joven encadene varias obras notables es siempre algo que hay que celebrar. Ese es el caso de la escritora que hoy reseño, la talentosa Rita Indiana (Santo Domingo, 1977) que ya ha pasado por este blog con su obra más reciente, La mucama de Omicunlé. La dominicana deslumbró al que aquí reseña con una obra de primer nivel con gran profundidad temática. Como esa novela me dejó con ganas de más, hoy traigo la novela previa a la que reseñé, Nombres y animales. Está editada por Periférica, como toda la obra de Indiana en España y, al igual de la Mucama, es interesante y apasionante a partes iguales.
La novela nos cuenta las andanzas de una joven adolescente que trabaja en la clínica veterinaria de sus tíos mientras sus padres están de viaje por Europa con el objetivo de visitar la Expo 92 de Sevilla. La narración de la joven se va alternando con otros relatos, destacando el de diferentes animales que en algunos casos acaban en la clínica veterinaria de la protagonista. Indiana crea una protagonista a la que rápidamente se coge cariño, cuyo agudo sentido de la observación cautiva al lector que rápidamente se encuentra atrapado en su universo. Sin embargo, un personaje protagonista tan carismático y entrañable no resta que encontremos una galería de secundarios a cada cual más interesante, destacando los tíos de la protagonista, Fin y Celia, y el haitiano Radamés.
Sin embargo, al igual que hizo en La Mucama de Omicunlé, Indiana usa la obra para tratar muchos más temas dotándola de profundidad y eludiendo la superficialidad. Este es un aspecto que la autora domina muy bien, consiguiendo que temas como el racismo, la infidelidad o la pobreza estén presentes sin chirriar lo más mínimo. La obra se plantea como una novela de iniciación para ser algo más, desbordando la categoría y llevando al lector por otros caminos. La autora maneja la narración de forma adecuada mezclando los relatos de la protagonista con los de los animales creando un contrapunto perfecto. Además, el humor tiene mucho peso en el relato consiguiendo hacer reír al lector en más de una ocasión. Posiblemente la gran virtud de la obra es la capacidad de la narradora para crear un coctel perfecto mezclando elementos dispares, dejando al lector con ganas de más. El libro no cansa en ningún momento, resulta ligero sin ser liviano.
Tras dos obras tengo bastante claro que Rita Indiana es una escritora mayor, que ya escribe obras importantes, pero sobre todo, que va a escribir algunas de las mejores páginas de literatura hispanoamericana de los próximos años. Yo ya estoy contando los minutos para su próxima novela. Mientras tanto, mi recomendación es que lean Nombres y Animales, otra muestra más del talento de Rita Indiana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s