“Los niños” de Carolina Sanín

Los niños de Carolina SanínEditorial: Siruela

Año: 2015

Páginas: 153

En ocasiones son tantas las novedades y libros nuevos que se nos pasan autores interesantes sin que les prestemos la menor atención. Esto fue lo que me pasó con la autora que hoy reseño, la colombiana Carolina Sanín (Bogotá, 1973) y su inquietante novela Los niños. Hasta en dos ocasiones tuve en mis manos el libro para comprarlo y lo dejé pasar. La última vez que lo vi, decidí dar el paso de comprarlo y no me arrepiento en absoluto de haberlo hecho.
Los niños nos presenta a Laura una joven que vive de las rentas de unas salinas y que trabaja para unos ancianos por entretenimiento más que por necesidad. La vida de Laura transcurre monótona, sin alteraciones en la compañía de su perro Brus. La existencia de la protagonista es solitaria y tranquila. Todo esto se ve alterado con la llegada de un niño a su bloque de vivienda y que inicialmente pasará a convivir con ella. La llegada del niño va a cambiar la vida de la protagonista radicalmente, alterando su rutina y, lo más importante, cambiando sus hábitos de vida. Con la aparición del niño, la obra da un giro, al principio imperceptible pero conforme avanza se hará más explicito. La novela comienza como un drama cotidiano, para pasar a ser una obra de intriga para conocer qué fue del niño y finalmente se convierte en una novela psicológica.
La autora utiliza una prosa sencilla donde destacan los diálogos y frases cortas. Es a través de esta prosa donde se va filtrando de forma progresiva esa carga psicológica que acaba resultando inquietante para el lector, además de dotar a la obra de mayor profundidad. Las relaciones y los vínculos afectivos son cuanto menos extraños y buscan dejar un pozo de incomodidad en el que lee. Como lectores nos vamos a encontrar con un desarrollo de la obra cambiante, mostrando diferentes caras y con un final de sabor amargo. Sanín usa el lenguaje con mesura, dosifica la información y las explicaciones fomentando el clima enrarecido que tiene el relato, reflejando el talento de su autora. La obra no ahonda en discursos de tipo crítico sobre las condiciones de los niños abandonados, pero no deja de resaltar la burocracia lenta e ineficaz, el ambiente de los orfanatos y las condiciones de los niños. La experiencia de la protagonista es extraña, como la historia, la relación con el niño, el informe que recibe o el centro donde reside el pequeño. La aparente normalidad y cotidianeidad del relato al inicio va desapareciendo progresivamente hasta terminar siendo una obra totalmente distinta a la que imaginamos, siendo una grata sorpresa para el lector.
Sanín plantea una obra interesante, con capacidad para atrapar al lector con una historia inquietante y una prosa ágil, nada pesada y fácil de leer. Los niños es una manera estupenda de descubrir a una autora poco conocida en España como Carolina Sanín.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s