“Satanás” de Mario Mendoza

Satanás de Mario MendozaEditorial: Seix Barral

Año: 2002

Páginas: 285

Posiblemente entre las novelas colombianas más destacadas de los últimos años se encuentre la obra que hoy reseño, Satanás de Mario Mendoza (Bogotá, 1964). La obra resultó ganadora del premio Biblioteca Breve que organiza la editorial Seix Barral en el 2002 y fue editado por ésta. La novela representa muy bien la renovación de las letras colombianas a partir de los años noventa situando al autor dentro de una generación de autores, llamados por algunos críticos la generación mutante, de gran talento y calidad, entre los que destacaría a William Ospina, Piedad Bonnett, Héctor Abad Faciolince o Santiago Gamboa, siendo este último uno de mis autores contemporáneos preferidos.
La novela relata los días previos a una masacre en un restaurante que tuvo lugar en Bogotá en 1986, reconstruyéndose de forma ficticia la vida de tres de los fallecidos y del propio asesino, un militar retirado. La novela es polifónica dedicándose cada capítulo a un personaje distinto. Éstos se van cruzando entre sí hasta juntarse definitivamente el día de la tragedia. Así mismo, paralela a estas cuatro historias, se narra la de una niña poseída. La capacidad de Mendoza para crear atmósfera y dar verosimilitud a las situaciones, así como, el interés intrínseco de las diversas historias, crean un conjunto superlativo que, en mi opinión, sitúan a la obra dentro de lo mejor de las letras colombianas de los últimos años. Cuando tuve conocimiento de que la historia estaba basada en un suceso real, decidí indagar un poco y me topé con que el autor se había cruzado con el asesino unas horas antes de la matanza. Apunto este detalle pues el propio autor se introduce como secundario en la obra.
Dentro de la temática de la obra se puede afirmar, sin lugar a dudas, que Mendoza usa la matanza como punto de partida para hacer una magnifica indagación del mal, de sus diversas formas y de cómo se puede manifestar. Bogotá es retratada de forma despiadada como una ciudad difícil para la vida y donde el peligro acecha en cada esquina. Así mismo, cada personaje vive situaciones extremas donde son puestos a prueba. Personalmente la historia que más impresión me produjo fue la del pintor que anticipaba enfermedades en sus retratos. La capacidad del narrador para atrapar al lector en este vórtice de maldad y desolación es soberbia. Además los personajes se cruzan entre sí, siendo el personaje del sacerdote el principal nexo de unión. Los protagonistas caen en tentaciones, son egoístas o tienen comportamientos como mínimo dudosos, sin embargo no producen un rechazo frontal. El único personaje que produce un fuerte rechazo es el del propio asesino. Siendo el tema central de la obra el mal, hay otros que basculan en torno a este concepto como la codicia, la venganza, el sexo o el odio. El autor va tejiendo las diversas ideas y conceptos de forma que cuando se acaba la obra se tiene la sensación de tener un perfecto tapiz con la maldad como protagonistas.
Satanás representa la perfecta unión entre fondo y forma dando como resultado una obra donde todos los elementos están en su lugar, nada chirría. Es el claro ejemplo de un autor en estado de gracia, que en pleno dominio de sus facultades nos regala una obra magistral. No queda sino quitarse el sombrero ante Mario Mendoza.

Anuncios

One thought on ““Satanás” de Mario Mendoza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s