“Una vuelta al Tercer Mundo” de Juan Pablo Meneses

Una vuelta al tercer mundo de Juan Pablo MenesesEditorial: Debate

Año: 2015

Páginas: 218

Como vengo señalando en diferentes reseñas, la crónica periodística latinoamericana se encuentra en un gran momento y el libro de hoy es muestra de ello. El chileno Juan Pablo Meneses (Santiago de Chile, 1969) publica Una vuelta al Tercer Mundo en el sello Debate. El autor del soberbio Niños Futbolistas (editada por Blackie Books) nos trae una crónica desgarradora donde pasea por diferentes países, mostrando las costuras de la globalización, el patio trasero del primer mundo.
En Una vuelta al Tercer Mundo, Meneses empieza el periplo en Buenos Aires, que estaba de festejo por la elección del Papa Francisco, y va saltando de país en país, presentando diversas crónicas que buscan mostrar la espalda del mundo en que vivimos, aquellos territorios que no salen en los folletos de viajes y sobre todo los escenarios que no están presentes en las guías turísticas. El libro está trufado de reflexiones que queman como el ácido al lector, porque el libro es una excusa perfecta para reflexionar sobre la responsabilidad y el papel del primer mundo con respecto a estas naciones. El autor provoca de forma clara al lector pero sobre todo muestra la mezquindad del mundo que nos rodea. Hay momentos realmente duros, corrosivos, que dejan temblando al que lee. Resulta imposible no recordar a Meneses comiendo en un restaurante de lujo de Addis Abeba, la capital de Etiopia, uno de los países con más problemas de hambre del mundo. El autor es provocador, desafiando al lector pero sobre todo enfrentándolo a la realidad de gran parte de la población mundial. Hay comentarios en torno a los grandes vertederos del mundo, Kuala Lumpur más allá de las Torres Petronas, la frontera India y Pakistán, punto caliente del planeta y posiblemente escenario de un conflicto nuclear que ha devenido en una variopinta atracción turística o la realidad de Dakar, una vez el célebre rally ha emigrado a otras latitudes.
El estilo del autor es irónico, corrosivo y repleto de crítica. Se ataca directamente pero también se hace de forma soslayada, ya que el planteamiento mismo del periplo es una provocación en si misma a los cánones del turismo del primer mundo, apostándose por realidades extremas y salvajes. Aquí no hay postales sino puñetazos en forma de textos. Vidas anónimas que luchan por sobrevivir. No es la otra cara del capitalismo, sino su verdadero rostro, solo que en otros países. Lo que para uno es abundancia y tres comidas al día, para otros es hambre, basura y supervivencia diaria. La clave es que no hay paños calientes, sino que es un relato descarnado y divertido, ya que el autor se sirve del humor para narrar lo que ve. Esta combinación entre el humor y la gravedad de lo narrado funciona muy bien, dejando al lector en un limbo de incredulidad. Basta recordar al autor disparando un arma en un parque de atracciones de guerra en Vietnam o cruzando el cabo de Hornos de la mano de un buque escuela ucraniano para esbozar una sonrisa.
Una vuelta al Tercer Mundo es un retrato muy acertado del mundo en que vivimos, solo que muestra aquellos aspectos más oscurecidos de nuestra realidad, poniendo el foco en la verdad. No todos los días se lee un libro que hurga tanto en “la trastienda de la globalización” como dice el autor en la obra. Juan Pablo Meneses en Una vuelta al Tercer Mundo lleva a cabo algo que ya hizo en Niños Futbolistas, que es mostrar lo que no vemos, pero sobre todo aquello que no queremos ver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s