“Familias de Cereal” de Tomás Sánchez Bellocchio

Familias de Cereal de Tomás Sánchez BellocchioEditorial: Candaya

Año: 2015

Páginas: 190

En países como Argentina o Chile es bastante común la asistencia a talleres literarios por parte de jóvenes, y no tan jóvenes, que aspiran a ser escritores. Dichos talleres son de diverso tipo y pelaje, y algunos hasta son dirigidos por destacados literatos, como pueda ser el caso del taller de José Donoso en Chile, del que salieron importantes narradores. En una vertiente más académica, se situarían los cursos y másters de escritura creativa, o de creación literaria, que también aportan su grano de arena a la formación de los nuevos autores. De ambas experiencias formativas surge el autor que hoy reseño. Se trata del argentino Tomás Sánchez Bellocchio (Buenos Aires, 1981) con Familias de Cereal editada por Candaya. Un libro de relatos que es un debut más que prometedor.
El libro cuenta con doce relatos de longitud variable y premisas distintas. Sin embargo, todos tienen varios rasgos comunes que sirven para perfilar las características generales de una obra interesante aunque desigual, como señalaremos en la reseña. Los relatos son de carácter cotidiano, donde la familia tiene mucho peso siendo un elemento clave en la mayoría de los cuentos. Solemos encontrar un hijo, padre o abuela que es el punto de partida o protagonista del relato, independientemente de quien sea el narrador del mismo. Así mismo, en los relatos encontramos situaciones peculiares, extremas en algunos casos, pero que en general se salen de lo común, aunque siempre en ese ambiente hogareño y cotidiano en que se desarrollan los cuentos. Esto genera cierta sensación de desconcierto, aunque la habilidad del autor para narrar permite que no resulten ni forzados ni rocambolescos. Es en la exploración de lo peculiar que asoma en lo cotidiano, donde el autor muestra su mejor cara. Se sirve de dichas situaciones para introducir elementos más complejos que enriquecen los relatos pero que sobre todo permiten al lector ver más allá de la anécdota para encontrar unos textos poderosos, ricos en ideas y conceptos.
Ciertamente he notado que en algunos relatos hay premisas de partida algo flojas que impiden sostener la profundidad que el autor va imprimiendo. Esto solo ocurre en algunos relatos, los más breves, y desde luego no desmerece el conjunto de la obra. Es como si la base no fuese lo suficientemente sólida para mantener el ambicioso edificio narrativo que Sánchez Bellocchio tiene pensado armar, porque el autor es ambicioso y eso me ha encantado. Es su primera publicación, es joven, muestra desparpajo y sobre todo sabe las teclas que tiene que tocar para llegar al lector. Todo ello con una prosa sobria, que transporta al lector a esos ambientes trastocados que sirven para explicar la obsesión por el físico en los tiempos que vivimos, la brecha tecnológica, los cartoneros y la sempiterna crisis en Argentina o el peso de la publicidad en nuestras vidas. Lo cierto es que conforme avanza la obra, más claro quedan los elementos definitorios de la misma donde prima el fondo sobre la forma. Como ya hemos señalado, los temas tratados, muy actuales y cercanos al lector, lo son siempre desde puntos de partidas peculiares, despertando el interés y la curiosidad del lector.
Acostumbro a intentar elegir el relato que más me ha gustado de un libro. En este caso lo he tenido difícil pues había varios que me habían agradado, desde Familias de cereal a Cuatro lunas pasando por Animales del imperio o La nube y las muertas podrían ser escogidos. Todos atesoran mucha calidad. Si no me queda otra y tengo que escoger, quizás me decante por La nube y las muertas (la referencia a Cocoon me cautivó), el relato que cierra el libro y que deja con ganas de más. Hasta en el orden del los cuentos ha acertado el autor, aunque no sé si esto ha sido cosa de los editores. La obra comienza y se cierra con dos excelentes relatos. Concluir que ante un debut como éste queda desear una cosa, que Tomás Sánchez Bellocchio vuelva pronto a las librerías, ya que Familias de Cereal nos ha sabido a poco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s