“Nosotros caminamos en sueños” de Patricio Pron

nosotros-que-caminamos-en-suenos-de-patricio-pron

Editorial: Literatura Random House

Año: 2014

Páginas: 122

En la película Game Change, que HBO produjo sobre Sarah Palin, magistralmente interpretada por Julianne Moore, en la campaña a las presidenciales de los EEUU en 2008, hay una secuencia demoledora. El jefe de campaña, interpretado por Woody Harrelson, le pregunta si sabe la diferencia entre la guerra de Afganistán y la de Irak. El personaje que interpreta Julianne Moore se queda totalmente paralizado y sin respuesta. He recordado esta película, junto con otras, mientras leía la divertidísima novela que hoy reseño,  Nosotros caminamos en sueños del argentino Patricio Pron (Rosario, 1975), editada por Literatura Random House. Pron hace un acercamiento a la guerra de las Malvinas desde una perspectiva donde prima lo grotesco y el absurdo.  Señalar que esta obra es una reescritura de una novela previa, “Una puta mierda”, editada en Argentina en 2007.

Nosotros caminamos en sueños cuenta las vivencias de un grupo de soldados narrado desde la perspectiva de un combatiente. A través de este soldado vamos a tener una visión del conflicto desde la primera línea de las trincheras. La obra que se inicia en medio de un bombardeo que es paralizado cuando una bomba queda suspendida sobre las cabezas de los soldados. A partir de esta “anécdota”, el autor construye un relato del día a día en las trincheras, donde los personajes luchan por sobrevivir en unas condiciones lamentables, sin suministro alguno, sin asistencia médica y comandados por unos inútiles. Es en estas situaciones cotidianas donde el autor nos va narrando momentos donde prima el absurdo. El conflicto bélico es visto como algo inexplicable, ninguno de los soldados es capaz de armar un relato lógico de lo que hacen allí y de las motivaciones reales de la guerra.  El libro va basculando en torno a estas situaciones a la par que nos narra la desorganización y falta de mando. Los personajes tratan de sobrevivir ellos mismos, en un sálvese quien pueda permanente. La lógica imperante es la de la sinrazón que es la única que avala la guerra. Pron apela a sus recuerdos infantiles de la guerra de las Malvinas para dar su propia visión de este conflicto, aunque el relato se puede leer de igual manera para cualquier guerra. El autor crea una iconografía y apela a unos elementos que señalan el absurdo que es en sí mismo cualquier guerra, la más inútil de las creaciones del ser humano.

Patricio Pron escribe un relato de marcado cariz antibelicista, lo que ocurre que toma la determinación de mostrar una postura irónica y desenfadada. Frente a relatos que hacen hincapié en lo salvaje y la violencia explícita, aquí prima el humor y las situaciones absurdas que arrancan carcajadas al lector. El argentino se maneja muy bien en el registro humorístico, algo que yo como lector desconocía, divirtiendo a la par que remueve al lector. No hay discursos moralizantes, sino que las escenas se suceden una tras otra en un catálogo de momentos hilarantes en un contexto para nada divertido. El lector acaba el libro con el sabor amargo de haberse reído del horror de la guerra, pero parace ser que ésta es la única opción posible. La guerra de las Malvinas solo puede ser explicada como un inmenso error, un absurdo que tuvo en vilo a todo un país. Ante esas circunstancias históricas, Pron se acerca con humor de todo tipo, desde juegos de palabras, situaciones grotescas, cómicas repeticiones (el inolvidable “dejen de robar”)  y momentos del mejor humor absurdo.

En Nosotros caminamos en sueño, Patricio Pron decide contar la guerra desde otra perspectiva. Siguiendo la estela de grandes libros, Los Pichiciegos de Fogwill, y películas, imposible no recordar ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú de Kubrick o La guerra de Charlie Wilson de Mike Nichols, ha optado por el humor para señalar la inutilidad de cualquier conflicto bélico. En la obra encontramos una desdibujada Guerra de las Malvinas que se antoja más real que la que los libros de historia nos puedan contar. Con estilo y su habitual soltura Pron asegura grandes momentos de diversión al lector, algo que no está al alcance de cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s