“La pasajera” de Alonso Cueto

la-pasajera-de-alonso-cueto

Editorial: Seix Barral

Año: 2015

Páginas: 130

¿Cuándo se agota un ciclo narrativo? Esta es una pregunta que todo lector se hace cuando ve como un tema determinado se convierte en parte indispensable del argumento de distintas obras durante un periodo de tiempo. Lo hemos vivido con el tema del narcotráfico en Colombia, que ahora ha cambiado de escenario con el paso a México. La novela de la dictadura es un ciclo narrativo que ha tenido sus altibajos con obras desiguales en calidad e interés. Uno de los grandes ciclos narrativos de las últimos años ha sido el relacionado con la silenciada guerra civil entre el estado peruano y el grupo terrorista Sendero Luminoso. Ha habido diversos acercamientos al tema y lo cierto es que ya hace un tiempo que muestra claros signos de agotamiento y de fatiga. El tema ha tenido variaciones, digresiones y búsquedas formales que si bien han estirado el asunto, no han servido para aportar elementos renovadores. Salvaría de ese panorama las excepcionales obras de Richard Parra que reseñamos en meses pasados. Sin ser el tema central de las mismas, si han supuesto una nueva perspectiva al tema. Uno de los autores más destacados de la literatura peruana actual es Alonso Cueto (Lima, 1954) que ha abordado el tema de Sendero Luminoso en distintas obras. La más reciente, La pasajera, editada por Seix Barral se acerca al tema del conflicto senderista y sus consecuencias cuando este concluyó.

La pasajera centra la narración en dos personajes, Arturo y Delia. Arturo es un militar retirado que se gana la vida conduciendo un taxi por Lima. Delia es una joven peluquera de Ayacucho, zona muy castigada durante la guerra, que busca rehacer su vida en Lima junto a su hija. Ambos se cruzarán cuando la joven aborde el taxi de Arturo y éste la recuerde del pasado. Ambos, con sus vidas rehechas volverán a revivir el horror de una vida pasada cuyo recuerdo nadie quiere rememorar. El problema surge cuando Arturo, comido por la culpa intenta resarcir a la joven del daño que le produjeron el y otros militares durante la despiadada contienda bélica contra el terrorismo. Sin embargo, la joven solo quiere olvidar, alejarse del oscuro pasado y empezar de nuevo. La aparición de Arturo no hará sino desmontar todo sus planes y revivir fantasmas de épocas pasadas. La acción se precipitará de forma irremediable trastocando de forma absoluta a los protagonistas.

Cueto plantea una obra breve, con una prosa directa donde el peso de la acción está presente en los diálogos y las agiles descripciones del autor. Lo cierto es que a Cueto no le falta oficio, lo que no quiere decir que la obra destaque. La intención del autor es mostrar cómo el pasado siempre nos alcanza de una forma u otra. Este planteamiento, ya presente en La hora azul una de sus obras más celebérrimas, resulta demasiado evidente. Mientras que en La hora azul el autor se tomaba su tiempo a la hora de construir el relato, aquí se muestra escasamente interesado en desarrollar adecuadamente la historia. La precipitación y una forma algo atropellada de narrar, dan como resultado una novela deslavazada y falta de profundidad. Lo cierto es que es muy previsible, algo que también ocurría en la otra obra pero en ese caso el planteamiento de la novela hacía que no decayese el interés. En este caso, todo el conjunto se antoja raquítico y falto de desarrollo. Además, el lector se va a encontrar con cierta falta de emociones. La lectura no resulta en absoluto emotiva sino más bien rutinaria. Un material tan sensible como la guerra contra Sendero y las implicaciones que el conflicto sigue teniendo en nuestros días, debería dar para algo más. Al acabar la obra, el lector siente que el punto de partida ha sido desaprovechado. El problema no es la extensión sino el discurso de la obra que se antoja insuficiente.

La pasajera es una novela más de un ciclo narrativo rico en obras muy diversas pero algo agotado. Esta novela es un ejemplo, tanto en lo formal como en lo temático. Sin embargo, sabiendo lo que Alonso Cueto hizo en el pasado, confiamos en sus próximas publicaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s