“Volverse Palestina” de Lina Meruane

Editorial: Literatura Random House

Año: 2016

Páginas: 199

Existen pocos temas que hayan suscitado más literatura en las últimas décadas que el conflicto palestino-israelí. Se trata de un asunto que lleva candente más de cincuenta años y a día de hoy, en 2017, no parece que vaya a tener solución satisfactoria a la vista. Desde mi punto de vista, es uno de esos temas que marcan y condicionan a muchos pensadores e intelectuales, ya que la toma de partido por un bando u otro puede determinar la forma en que se leen sus libros. La obra de hoy lo hace forma clara, ya que los ancestros de su autora son de origen palestino. Se trata de Volverse Palestina de la chilena Lina Meruane (Santiago de Chile, 1970), editada por Literatura Random House, dentro del «Mapa de las lenguas», y es una mezcla entre ensayo y libro de crónicas, donde la autora hace un acercamiento muy personal al conflicto y a los autores y autoras que escrito sobre el mismo.

Volverse Palestina se divide en dos partes, la primera, cuyo nombre coincide con el del libro, cuenta como la autora viaja a territorio palestino para conocer sus raíces e interrogarse acerca del lo ocurre en la tierra de sus ancestros así como las condiciones de sus descendientes. La autora narra no solo el viaje físico sino también el viaje personal donde se sumerge en su condición de nieta de refugiados palestinos, previos a la creación del estado de Israel, pero refugiados al fin y al cabo. Meruane se pregunta sobre su papel a la hora de abordar el viaje, es decir lo hace como hija de descendientes, mujer y escritora. A partir de esta reflexión se construye la crónica y pese a que el proyecto inicial va mutando y transformándose por diversos motivos, el relato prosigue. La autora no solo viaja a los territorios ocupados sino que ofrece su visión de la realidad ahondando en las cuestiones que más preocupan a los habitantes de dichos territorios. Hay una toma partido lo que para mí no es problema, ya que la lectura debe transcender cualquier prejuicio ideológico.

En la segunda parte, titulada Volverse Otros, el libro abandona los territorios de la crónica y la narración de viajes para convertirse en un ensayo, algo académico en algunos momentos, donde ser abordan a diversos autores y autoras que han escritor sobre Israel y Palestina. Por las páginas vemos desfilar a Vargas Llosa, Edward Said, Susan Sontag o David Grossman. Hay variedad en los orígenes y en los enfoques. No creo que Meruane quiera ofrecer un catálogo equilibrado de la literatura sobre el conflicto sino que más bien se  acerca las más voces más conocidas, y reconocidas, que han escritor sobre el tema. Mientras que la primera parte, tenía un importante peso la reflexión personal a través la experiencia de un viaje, en esta ocasión está directamente relacionada con la lectura de los distintos autores. Hay desacuerdos, refutaciones o sorprendentes coincidencias. Meruane cuestiona los argumentos desde una posición clara y lo hace sin miedo, aunque con lógicas dudas, a ser señalada. Sin embargo, para mí en esta parte del libro la autora flojea. Lo que al inicio era una escritura personal, cercana, rica en matices y atenta a los detalles, al final del libro es algo acartonada. No es que la autora pierda el tono, sino que la necesidad de refutar algunas afirmaciones de Grossman o la insistencia en remarcar que la equidistancia no es real porque ambos bandos no están en igualdad de condiciones ( algo en lo que estoy plenamente de acuerdo), lastran el ritmo del conjunto. Por decirlo de forma clara, prefiero a la autora dando su visión de la vejatoria política de checkpoints o viajando a las colonias que teorizando sobre la toma de posición en la literatura sobre el conflicto. En ambos momentos brilla pero en lo ensayístico resulta una escritura menos personal cuando justamente ese es uno de los puntos fuertes de la literatura de la chilena.

Volverse Palestina es un atrevido acercamiento al conflicto palestino-israelí. Es arriesgado por el enfoque del libro, por la abierta toma de posición de su autora y sobre todo porque no deja de ser un tema delicado. Meruane escapa a la polémica con su escritura rotunda en una obra algo desigual en el conjunto pero llena de intensidad e interés. Un motivo más para no perderse una de mis autoras preferidas de la actualidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s