“Distancia de rescate” de Samanta Schweblin

Editorial: Literatura Random House

Año: 2015

Páginas: 124

Creo que ha habido pocos desembarcos literarios más aplaudidos y celebrados que el de la argentina Samanta Schweblin (Buenos Aires, 1978). Distancia de rescate, la primera obra que le publicaron  en España casi coincidió, en el tiempo con la obtención del Premio Internacional de Narrativa Breve Ribera del Duero. Este galardón significaría el reconocimiento de la crítica, se trata de un premio con prestigio, una visibilidad mayor en nuestro país y la publicación de una nueva obra. Ante este panorama tan prometedor, y entusiasmado por los distintos comentarios que había leído, decidí hacerme con un ejemplar de Distancia de rescate, editada por Literatura Random House. Se trata de una historia breve e intensa ambientada en el campo.

Distancia de rescate es una novela a dos voces donde conocemos la historia de Amanda con su hija pequeña Nina y la de Carla y su hijo David. Pese a la brevedad de la obra, es más una nouvelle, cuesta contar el argumento sin desvelar aspectos fundamentales de una trama que se antoja esquiva. La protagonista narra un suceso a dos voces, la suya propia y la de David, el hijo de Carla. Este niño dañado se convierte en la voz que replica a la Amanda, es la persona que le pide que cuente su historia, que se acerque al abismo. La fuerza de la narración radica en mantener la tensión del relato y en la alternancia de las voces. Es a través de estas como vamos conociendo el núcleo de la historia, que sin intención de desvelar nada, radica en la relación que se establece entre las madres y sus hijos pequeños, teñidas de sobresaltos, malentendidos y peligros inminentes.

Schweblin tiene un estilo muy poético y evocador que sugiere más que afirma. El lector se ve inmerso en un texto lleno de sobreentendidos donde la autora va más allá mostrando la modificación que ha sufrido el paisaje rural con la implantación de los cultivos masivos, el caso paradigmático de la soja o la palma, que han alterado el ecosistema rural. Esta alteración se ha producido no solo a nivel paisajístico y de vegetación sino también con la introducción de potentes herbicidas que causan un daño irreparable a los seres vivos. Entre ellos se encuentra el ser humano, que ve contaminada su tierra y sus aguas con graves consecuencias para su salud. Todo esto es reflejado por la autora argentina con mesura, dosificando la información e integrándolo en el misterio que rodea al relato. Admito que leí el libro fascinado pero también que no acabé de sumergirme en una historia que en demasiados momentos daba vueltas de forma reiterada. La alternancia de las voces narradoras se tornaba algo pesada, en algunos casos me llegó a cansar. Eran diálogos que parecían no conducir a nada y digo parecían porque realmente sí que llevan a un lugar. Este aspecto es desde mi punto de vista el más logrado por parte de la autora.

Con un estilo sugerente, a ratos dubitativo pero lleno de momentos poéticos, Samanta Schweblin logra un relato contundente aunque desigual. Lo cierto es que teniendo en cuenta la juventud de la autora y lo mostrado en Distancia de rescate, entiendo el optimismo con respecto a su obra. Queda ver la evolución en futuros libros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s