“El hombre de Montserrat” de Dante Liano

Editorial: Roca

Año: 2005

Páginas: 120

Hace unas semanas, con motivo de la publicación de la reseña de Abril Rojo de Santiago Roncagliolo, una amiga y lectora del blog me comentó que dicha obra tenía un precedente en otra bastante menos conocida. Se trataba de El hombre de Montserrat del guatemalteco Dante Liano (Chimaltenango, 1948), publicada por Roca Editorial en España. Resulta que Liano no me era desconocido pues había sido uno de los académicos invitados a dictar la conferencia  inaugural de un máster que cursé unos años después. Escuché con atención su ponencia sobre literatura hispanoamericana y no negaré que estuve en desacuerdo con algunas afirmaciones y otras me agradaron profundamente. Mi vocación para la crítica literaria, nació entre otros motivos, gracias a charlas como la del profesor Liano.

El hombre de Montserrat cuenta la historia de Carlos García, un militar dedicado a la inteligencia durante la guerra civil en Guatemala. Su labor consiste en la elaboración de programas informáticos para conocer los focos de guerrilla en la ciudad, a partir de parámetros como el uso de electricidad. Es una tarea más bien monótona, como lo es la mayoría de su vida. Esa suave cotidianeidad se ve alterada cuando un día de camino a su trabajo descubre un cadáver, que le resulta familiar, en la cuneta de una calle del barrio de Montserrat. Este hallazgo lo cambiará todo, ya que el protagonista se interesará por el destino del finado y su identidad. Aquí comienza el verdadero misterio del relato, una intriga que se construye de forma clásica. El lector pronto se va a contagiar del clima enrarecido que rodea al hombre de Montserrat cuya sombra se alarga hasta tocar a la familia del propio García. La novela continuará alternando la vida del militar, con una sobrecogedora descripción de un asalto a una casa de guerrilleros, con las averiguaciones en torno al muerto y los implicados en su deceso. El final es despiadado e irónico a partes iguales y parece que el autor quiere mostrar el alto precio que tienen que pagar los inocentes por saber la verdad en países como Guatemala.

Dante Liano narra con acierto y ritmo una historia sobre un crimen. Sin embargo, el autor no se conforma con contar lo que ocurre con respecto al muerto, sino que va más allá al adentrarse en otras cuestiones mucho más interesante. Se aboga por diálogos que favorecen la lectura y el uso de términos propios de la región que dotan al libro de una dimensión más interesante aun. No solo hay una indagación a nivel social, donde se describe una sociedad cuyas libertades son más que dudosas. Además las palabras, términos y giros del lenguaje acercan al contexto de forma explícita, haciendo más sugerente la experiencia lectora y alejándose de los clichés de la novela negra. Lo que otros logran con elaboradas descripciones y floreados diálogos, Liano lo consigue en poco más de cien páginas gracias un dosificado uso de la palabra. En estos tiempos de verborreica novela negra, es un placer ver que todavía hay narradores que se contienen. La descripción del submundo militar guatemalteco, la dureza de la violencia o la impunidad son aspectos que el autor toca de forma tangencial, gracias a los hechos que se narran.  Lo cierto es que el lector se puede imaginar al cumplidor García, poniendo en juego su carrera por salvar a un inocente. También se lo puede creer acatando con resignación el mandato de su superior con la selva de fondo, alejado del orden y la pulcritud de su oficina. El principal acierto del autor es que no cuenta de forma explícita, la narración es natural, sin moralinas ni discursos.

El hombre de Montserrat es una lectura recomendable. Una notable novela negra que destaca por su concisión y claridad. La escritura de Dante Liano brilla con meritos propios gracias a una obra que deja con ganas de más. Cada día lo tengo más claro, a la literatura guatemalteca (y por extensión centroamericana) le faltan lectores pero no calidad. A libros como este me remito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s