“Tiempo muerto” de Margarita García Robayo

Editorial: Alfaguara

Año: 2017

Páginas: 151

Cuando conocí la editorial Malpaso, una de las cosas que más me gustó de su catálogo fue que publicaran a la colombiana Margarita García Robayo (Cartagena de Indias, 1980) ya que conocía su trayectoria, especialmente a raíz del blog Sudaquia. Lo cierto es que García Robayo se ha ido consolidando en los últimos tiempos y el año pasado, Tiempo muerto, su última novela fue publicada por Alfaguara, logrando una gran distribución y atención en todo el mundo de habla hispana, gracias a su inclusión en el «Mapa de las lenguas».

Tiempo muerto narra la descomposición final de una pareja. Lucia y Pablo se enfrentan al final del matrimonio tras sufrir Pablo un amago de ataque al corazón. El libro comienza con el matrimonio ya naufragando y la protagonista en la playa junto a los hijos de la pareja. Poco a poco el lector va a ir adentrándose en la historia del fracaso amoroso que se fragua de forma pausada, a partir de pequeños detalles que van minando la vida en pareja. La trama es en definitiva la de una demolición silenciosa, donde los sentimientos son arrasados y solo queda la nada. La narración avanza por historias cotidianas, pequeños desencuentros, donde se subraya el hecho fundamental de que toda guerra tiene su origen en pequeñas escaramuzas, sucesos sutiles que inician los grandes conflictos. La obra comienza mostrando al lector un paisaje después de la batalla, un panorama donde parece imposible la reconciliación. Página a página vamos reconstruyendo lo ocurrido, vislumbrando aquellos instantes donde el derrumbe parece inminente. La autora se detiene con acierto a la hora de narrar esos tiempos muertos donde no parece ocurrir nada pero que de alguna forma son determinantes para entender el final de toda relación humana.

Margarita García Robayo cuenta con sutileza esta historia de sentimientos y desamor. La narración es directa, en algunos momentos se vuelve áspera, como ocurre cuando se cuenta el descenso a los infiernos del protagonista, que va hundiéndose lentamente. El trazo de los personajes es detallado, preciso hasta el punto de que el resto de personajes son secundarios absolutos en una historia de dos. La narración se presenta desordenada, contando distintas escenas al azar. Sin embargo, este enfoque revela el interés de la autora por mostrar estas escenas de desamor, vacío y soledad. Poco a poco la pareja se descubren como dos extraños, que en nada se reconocen pero que habitan un espacio común, tienen unos hijos en común y sobre todo, se recuerdan mutuamente el fracaso de su proyecto de vida. El otro actúa como memoria de los sueños incumplidos, los errores y los reproches sordos. En este laberinto de soledad y desamor, los protagonistas acaban convertidos en enemigos de su relación como de sí mismos.

Tiempo muerto es una novela notable que con quirúrgica precisión narra el duro viaje de un matrimonio hacia el fracaso. Margarita García Robayo acierta plenamente en poner el foco sobre aquello que no destaca, los momentos que no revisten ninguna épica, cuando el dolor y la soledad comienza a instalarse en las relaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s